dispositrón

El dispositrón es el menos diferenciado de todos los elementos que participan en los procesos de la yrealydad. Esta indiferenciación vertebra su uso en los diferentes textos patafísico-irritativos, de manera que en ocasiones parece ser empleado precisamente como inductor y amplificador de esa misma indiferenciación. Aún así, hay algunas características del dispositrón que pueden ser establecidas. El neologismo (que constituye también una topolexia) incluye una referencia a su función de dispositivo, es decir, de "mecanismo o artificio dispuesto para producir una acción precisa". En este sentido el dispositrón es el elemento mínimo imprescindible que se despliega en la yrealydad para llevar a cabo cualquiera de los procesos yreales. Su función como dispositivo incluye su estatus como signo y como morfema en el idiolecto yreal. De esta manera la yrealydad planta un pie en el ámbito del giro lingüístico. El dispositrón como signo es relativamente complejo, dado que es a la vez indicio de la obsolescencia (los desechos electrónicos como huella de la vida prematuramente truncada del avance tecnológico y su superflua sustitución por otro avance que devendrá obsoleto con la misma rapidez), icono repetido hasta la saciedad en diversas laterocronotopias yreales y símbolo que aúna, mediante mecanimos tradicionales de condensación y desplazamiento, diversos significados.